Versión para impresiónSend by email

El 21 de diciembre de 1961 en el puerto de Barcelona, embarcan rumbo a Sudamérica, las cuatro primeras hermanas Misioneras Hijas del Corazón de Jesús. Después de bogar 22 días en alta mar, llegaron al puerto del Callao de Lima, el 12 de enero de 1962. Tuvieron una gran acogida. El P. Alcañiz, S.J. acompañado del P. Durand, S.J las estaban esperando. Desde entonces, comenzaron su labor evangelizadora con una decisión clara: Dar a conocer el amor de Dios a todos los hombres.

 

FUNDADORES

 

La Congregación de Misioneras Hijas del Corazón de Jesús es un Instituto Religioso de Vida Apostólica, fundado en España, en el año 1942 en Granada por Carmen Méndez Márquez y el P. Florentino Alcañiz García, S.J, quienes vivieron una profunda experiencia del amor de Dios en sus vidas.

CARMEN MÉNDEZ  

Nace el 16 de octubre de 1893, en Granada España. Sus padres fueron D. Manuel Méndez Vellido y dña. Concepción Márquez ánchez. Carmen, fue la primera de las hijas junto con sus hermanas Angustias y Concepción, viven en un auténtico amor hogareño.

Tienen una sólida e integra formación y como profesor particular tienen a D. Andrés Manjón, insigne pedagogo y fundador de las escuelas del Ave María.

 Sus padres fueron personas de extraordinaria piedad y de mucho amor a los pobres. Es al calor de un auténtico amor hogareño donde se fragua la personalidad de Carmen. Sus padres fueron moldeando día a día su tierno corazón de niña en el amor de Dios, de Jesús y de María. El constante ejemplo de su vida fue el troquel que fue formando la fe y el amor de Carmen.

 

P. FLORENTINO ALCAÑIZ

Nació en Torrubia del Castillo -Cuenca el 14 de marzo de 1893 y murió el 13 de agosto de 1981 en la ciudad de Lima (Perú).

Sus padres eran molineros, una familia sencilla y trabajadora.

El 12 de octubre de 1908, a los quince años, ingresó en la Compañía de Jesús, en la casa de noviciado que tenían los jesuitas en Granada y que era conocida como “La Cartuja”.

 

Se doctoró en Filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y fue profesor de la misma en la facultad Teológica de Granada.

Era: orante, estudioso, misionero y apostólico. Ordenado sacerdote y hecha la profesión en la Compañía, pasó e enseñar en varios teologados jesuitas; tanto en España (Granada) como, más tarde, a partir de 1932 (cuando la Segunda República Española expulsó a los Padres de España), en el extranjero (Cerdeña y Bélgica). Paralelamente, se dedicó a difundir la devoción al Sagrado Corazón de Jesús que había hecho suya con gran fervor en sus años de noviciado, fruto de lo cual fue el libro por el que el Padre Alcañiz es más conocido: La Devoción al Corazón de Jesús y la Consagración personal al Corazón de Jesús.

Con el objetivo de extender con más amplitud la devoción al Corazón de Jesús se dedicó a las misiones populares, sin dejar de escribir artículos, libros y folletos para propagar esta devoción.

Finalmente, se marchó al Perú donde misionó por regiones inmensas, en la sierra de los Andes y por las riberas de los ríos Marañón y Amazonas.